¿Estoicismo hoy? Nuestro propósito

“No temas la muerte,
teme no haber vivido”
Marco Aurelio

¿Tiene sentido hablar de Estoicismo en el siglo XXI?

Todos queremos vivir una vida plena y feliz, y con ese objetivo creemos que realizamos todo lo que hacemos en la vida. Queremos esa casa más grande, ese coche más potente, esa relación tan especial, un balance bancario con muchos dígitos, ser famosos, ser siempre jóvenes…

Con estos presupuestos, hemos construido una forma de vida que tal vez nos esté alejando del objetivo primordial de la felicidad. Trabajamos duro para que pasado mañana podamos cumplir nuestros sueños, destruimos el Planeta viviendo de forma insostenible, vivimos unas relaciones basadas en el compromiso débil, que rompemos ante la primera dificultad… Nos podemos preguntar si realmente estamos manejando nuestra vida en la dirección adecuada o si bien nos dejamos llevar por la marea para que cuando nos llegue el momento de la muerte nos demos cuenta de que realmente no hemos vivido, hemos desperdiciado nuestra vida mientras estábamos ocupados en otras cosas.

El Estoicismo es una corriente filosófica, o más bien, un estilo de vida que nos puede inspirar y ayudar a vivir una vida como la que realmente queremos vivir, a ir más allá de ser un número más de la masa, o alguien que no puede llegar a ser definido como realmente “humano”. El estoicismo nos puede ayudar a ser felices y a afrontar las dificultades y problemas que, inevitablemente, más pronto o más tarde se nos presentarán en la vida.

Propósito.

Nuestro propósito es ayudar a difundir ideas relacionadas con el ideal estoico de excelencia humana, que nos sirvan para fluir con la Vida, para vivir una vida más plena, una vida más feliz y llegar a realizarnos como seres humanos totales. También, y cómo no, ayudar a las personas que pasan momentos difíciles en sus vidas a hacerlos más llevaderos y que les puedan ser útiles como crecimiento personal.

No pretendemos realizar una exposición “académica” del estoicismo, sino más bien buscar ideas que puedan ser útiles para una vida mejor. Nuestro sistema operativo mental se depende de los modelos mentales, de los prejuicios, de la cultura recibida… y tiñe nuestra percepción de la realidad de acuerdo a esos filtros, pero además nos hace actuar  y a reaccionar emocionalmente tal como lo hacemos y no de otra forma.

¿Por qué 4.0? Estoicismo como sistema operativo mental

La metáfora tecnológica nos puede ser muy útil e ilustrativa ya que podríamos considerar al estoicismo, y doctrinas similares. El Estoicismo se puede convertir un verdadero sistema operativo mental, que nos permita ser más resilientes, más concientes, más antifrágiles, más optimistas, más felices y, también y no menos importante, mejores personas.

Como he mencionado, ante la realidad el sistema operativo mental es lo que nos hace:

  • Percibir la realidad y hacernos una imagen mental de ella. Un estoico nos diría que la realidad no es lo mismo que su imagen. El mapa no es el territorio. Sólo entendiendo e interiorizando eso ya hemos progresado. Depurar la forma en que construímos nuestra percepción.
  • Reaccionar emocionalmente ante la representación mental que tenemos de los hechos exteriores. Nuestras emociones se vinculan estrechamente a nuestra visión del Mundo. Depurar como nos afectan emocionalmente las circunstancias.
  • Actuar en consecuencia. Podemos decidir dejarnos llevar por nuestras emociones y genética y hacer lo que ellas nos dictan, o elegir racionalmente la conducta que nos parezca más adecuada. Depurar y agudizar el uso de la Razón, como factor diferenciador como Seres Humanos, para elegir la mejor acción a llevar a cabo.

Áreas de conocimiento.

Clasificaremos las ideas estoicas en cuatro grandes áreas.

Estoicismo 1.0. Para nuestros propósitos, denominaremos versión 1.0 a la escuela estoica original y sus influencias más próximas, el que surge con Zenón y se desarrolla, sobre todo con Séneca, Epicteto y Marco Aurelio.  No obstante, el filtro de entrada será muy laxo, también pueden tener cabida en este apartado pensadores contemporáneos con algunas ideas similares: Sócrates, Epicuro, los Cínicos.

Estoicismo 2.0. La influencia del estoicismo a lo largo de la historia ha sido, y es, inmensa, aunque frecuentemente no reconocida. Empezando por el cristianismo, fuertemente influenciado por el estoicismo a través de la figura de San Pablo, y siguiendo por Bacon, Montaigne, Thoreau, Schopenhauer, Nietszche… Podemos encontrar la huella estoica a lo largo de todo el pensamiento y la cultura occidental.

Estoicismo 3.0. Si obviamos las influencias históricas o culturales, hallazgos como los que hicieron los estoicos o alineados con su forma de ver la vida los vemos en otras culturas. En el Budismo, en el Taoísmo, en el Yoga… encontramos ideas que bien podría haber suscrito Séneca o Epicteto. Como interesado de esa otra forma de ver la realidad que viene de Oriente, me apasiona encontrar nexos de similitud que en algunos casos llegan a presentar ideas casi idénticas.

Estoicismo 4.0. Finalmente, hoy podemos observar un renacimiento por el interés hacia el estoicismo, y podemos encontrar referencias, normalmente en Inglés, en Internet, en redes sociales, en literatura contemporánea… De hecho, nuestro propósito enlaza con este renacimiento y cualquier hallazgo que podamos hacer en ese sentido, lo compartiremos.

Miscelánea. Además de los aspectos más teórico-practicos ligados con el estoicismo, podemos encontrar otros campos de la actividad humana que pueden ser influídos de forma positiva por una visión estoica, sobre todo en referencia a los estilos de vida. También les dedicaremos algún espacio en el Blog ya que afectan y son afectados por nuestro sistema operativo mental.

Nuestra vida debería constituir una gran historia que merece ser vivida, una vida con sentido, una vida con valor, una vida de crecimiento. Nacer, educarse, conseguir un trabajo, crear una familia, trabajar duro para ganarse esos días de vacaciones, esperar la jubilación viendo la TV o navegando por Internet… y llegar finalmente a la muerte, es un guión de vida muy respetable, pero nos deberíamos preguntar, !ya¡, si es lo que realmente queremos o es la idea que nos han inculcado. ¿No preferimos crear nuestra vida?

Fuera de nuestra zona de confort, existe la magia!

Después de varios meses en funcionamiento, hemos introducido dos nuevas tipologías de entradas:

  • Perlas: que constituyen pensamientos o aforismos relacionados con la forma de vida estoica.
  • Meditaciones: un poco a la forma de Marco Aurelio, son entradas relativamente cortas que me sirven (os pueden servir) de recordatorio de los aspectos básicos y más importantes del estoicismo.

Mi propósito con el nuevo año 2017 es ir reduciendo el tamaño de las entradas para hacerlas más legibles, concretas y prácticas. Tratados, textos sobre estoicismo los hay y a quien le interese siempre puede acudir a ellos. Redactar entradas largas que nos da pereza leer, no resulta demasiado práctico ni útil. Por otro lado, el esfuerzo de concreción me sirve para buscar “la esencia” de las enseñanzas y su impacto.

Salud!