De la lectura y el tiempo.

 

“Aunque las amemos, las flores hermosas se marchitan. Aunque las odiemos, las malas hierbas crecen.”

Dogen

Como antídoto al desperdicio de la vida, Séneca recomendaba conversar con los sabios del pasado, discutir con Sócrates, serenarnos con Epicuro, superar la naturaleza humana con los estoicos… Como animales culturales, evidentemente han existido muchas mentes lúcidas que han reflejado su experiencia vital por escrito y que nos pueden ser de gran ayuda para aprender a vivir. Podemos referirnos a Montaigne, a Thoreau, a Emerson, a Krishnamurti, a Thich Nhat Hanh y a muchísimos más. De sus experiencias y sus escritos podemos aprender, y mucho. Pero tampoco debemos caer en el extremo intelectualista y dejar de vivir nuestra vida para vivir la de otros. Como decía Zorba el Griego a su patrón:

“…¿Cuándo tendremos los ojos para ver? ¿cuándo se abrirán los brazos para abrazarlo todo: piedras, flores, lluvia, hombres? ¿qué dices tú patrón? Y tus libros ¿qué dicen?(…/…) una idea que se me ha ocurrido (…/…)sería hacer una pira con todos tus libros y prenderles fuego. Quizás después de eso, como no eres tonto y eres un buen tipo, podría sacarse algo de ti”.

Es el enfrentamiento del intelectualismo ante el vitalismo. Si las lecturas, el intelecto, no nos sirven para vivir mejor, más vale olvidarlas.

frase-no_seguir_las_ideas_de_los_demas_pero_aprender_a_escuchar_l-dogen

 

Algunos buscan en la lectura la vida, pero ahí no está. Las lecturas no pueden ayudar, pero también nos pueden perjudicar. Hay que seleccionar que leer, cómo leer y cuanto leer. La lectura repetida de un solo libro pequeño, bien seleccionado, nos puede ser más que suficiente para aprender a vivir. Ahí libros como El Bhagavad-Gita, el Dhammapada, el Llibre d’amic e amat, el Tao Te Ching, Walden o similares pueden ser un compañero para la vida, pero cada uno hemos de escoger lo que más se adapta a nuestra personalidad y mejor nos ayude a vivir una vida plena. Si un libro, una película, una actividad incluso una persona… no nos enriquece o nos aleja de nuestros valores, más vale dejarlo correr y utilizar nuestro tiempo en lo que realmente nos satisface plenamente. La erudición por la erudición en si misma no tiene demasiado sentido cuando se trata de vivir con plenitud. Podemos pasar años estudiando textos sin apercibirnos de la vida que pasa. Sin embargo si para nosotros la vida es disfrutar de esa erudición pues ya va bien a cada uno pero coviene recordar que nos perdemos la puesta de sol, la sonrisa de un niño, la alegría de la naturaleza… La sabiduría no es acumulación de conocimientos, es transcenderlos para poder ver la realidad de una forma más rica, es aprender a cambiar nuestros patrones mentales y poder ver la realidad de forma más limpia.

Marco Aurelio, se escribía para si mismo, 14729365_10154412915536343_6978611600735730885_nEpicteto no escribió ni una línea, su enseñanza fué toda oral. No obstante, su lectura nos puede ayudan a vivir nuestra Vida de a forma más virtuosa posible. Pero la lectura en si misma no es suficiente, la erudición, la filosofía de salón… siguen siendo formas de escapar de nosotros mismos. Al final tenemos que afrontar la Realidad y más tarde o más temprano lo haremos. Ojalá no sea en el momento en que nos debamos enfrentar a la muete. Como decía Krishnamurti: “Ojalá que cuando la muerte te encuentre, te halle bien vivo”. Recordemos a Guishan

Por tanto, en la gestión del tiempo vital nos movemos entre dos extremos. Por un lado. el de que deja pasar la vida en

7d60bd31323ce2b942a16374cef3ccf9

la indolencia, descansando pese a no estar cansado, dejando pasar el tiempo de forma aburrida y rutinaria. Por el otro, el que llena su vida de ocupaciones pero que le impiden apercibirse de la vida, la ocultan en un magma de actividad frenética posponiendo la vida a “cuando tenga tiempo”. Una vida sin progreso espiritual, sin avanzar hacia la excelencia humana, es una vida que se nos escapa de las manos, una vida que cuando llega a su fin, produce una sensación de pérdida irremediable, de haber derrochado el tiempo en banalidades sin haber realmente vivido.

037tiempo

 

.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s