Cuatro rituales estoicos para fortalecer tu mente.

 

El estoicismo, como hemos estado viendo, provee de un rico arsenal de herramientas y técnicas para incrementar nuestra resiliencia y nuestra fortaleza mental. Estas técnicas han sido adaptadas por la psicología cognitiva como herramientas terapéuticas con contrastadas de forma científica.

También hemos visto que ser estoico no supone ser una persona sin sentimientos, un robot. El estoicismo nos enseña técnicas para luchar contra los sentimientos negativos, aumentando nuestra resiliencia y mejorando nuestra visión de la realidad haciéndonos mentalmente fuertes.

Vamos a ver a continuación y de forma esquemática cuatro de estas herramientas. Pero primero dos presupuestos básicos del estoicismo:

  • Primero: “No son los eventos lo que nos afectan, sino cómo los juzgamos”. 

    .Nuestra interpretación de la realidad es la que hace que construyamos nuestros modelos mentales. Si estamos tristes es porque hemos “construido” nuestra tristeza al interpretar negativamente la realidad.

  • Segundo: “Resulta crítico saber que es lo que está bajo tu control y lo que no lo solo-hay-un-camino-a-la-felicidad-y-es-dejar-de-preocuparse-por-las-cosas-que-estan-mas-alla-del-poder-de-nuestra-voluntad-epictetoestá”. Para los estoicos, lo único que esta bajo nuestro control es lo que depende de nuestra Razón: pensamientos, emociones, impulsos a la acción. El resto, riquezas, amistad, prestigio, nuestro cuerpo (intenta, por ejemplo, detener el envejecimiento o eliminar una migraña)… no depende de nosotros. Debemos aprender a aceptar las cosas sobre las que no tenemos control, lo que no quiere decir que no hagamos lo necesario para intentar que vayan como deseamos, por ejemplo, cuidar nuestro cuerpo con alimentación adecuada y ejercicio. Pero no debemos obsesionarnos con los resultados ya que ello nos llevará a la fractura emocional.

Un gran reto delante, pero ¿por dónde empezamos? ¿Qué pasos hemos de dar para ser mentalmente más fuertes? A continuación cuatro de las posibles técnicas aplicables:

Pregúntate qué es lo peor que puede ocurrir.

 

Ya lo hemos visto: Praemeditatio malorum (PM). Marco Aurelio recomendaba empezar la mañana recordándose que a lo largo del día se encontraría con ingratitud, egoísmo, insolencia, mala voluntad… Se lo decía a si mismo, para estar preparado para lo que iba a venir, porque todo eso está fuera de nuestro control, pero la actitud que tomamos ante ello sí que lo está, y constituye una gran diferencia.

No se trata de ser pesimista sino de estar preparado para la realidad de que se nos presentarán obstáculos y dificultades, y, más que frustrarnos por ellos, hemos de aprender a manejarlos y gestionarlos de la forma más adecuada posible. Y, de paso, incrementar nuestro virtuosismo nuestra Areté, en este caso nuestra fortaleza mental. Evitar la sorpresa nos ayuda a anticiparnos a los reveses.

slide_13La Terapia Psicológica Cognitiva habla de “descatastrofizar”, los reveses, por duros que sean no son “el fin del mundo”. Lo que hoy nos produce un profundo dolor, al cabo de unos meses será un recuerdo y, es más, si nos vuelve a ocurrir, por el fenómeno de la hormesis, nos afectará en menor medida y cada vez menos cuanto más expuestos estemos.

El “premeditar” los daños nos permite reducir el volumen de las emociones que se producirían en el caso de que los daños realmente llegasen. Como analogía, producimos una especie de inmunidad. Someternos a pequeñas dosis de estrés, aunque sea sólo imaginario, construye defensas sólidas e incrementa nuestra resiliencia.

 

Usa una “cláusula de reserva”

 

Las expresiones tradicionales como “Si Dios quiere…”, “Si va bien…”, “Si hay suerte…”, son cláusulas de reserva sobre resultados que sabemos que no están totalmente bajo nuestro control. Tratamos de utilizarla de forma consciente y explícita ya que no tenemos garantía total en los resultados sobre lo que emprendemos.

Ello no es excusa para la pereza sino reconocer que tenemos control sobre el proceso pero no sobre los resultados. Como decía James Bond Stockdale, hemos de jugar el partido con las mejores habilidades y esfuerzo posible. Así, independientemente del resultado, tendré la satisfacción de haber exprimido todo mi potencial.

Es la misma idea del Karma-yoga o del Wu-Wei taoista. Séneca decía que el hombre sabio se preocupa del propósito de sus acciones no de las consecuencias. El proceso depende de nosotros, el resultado lo dictará la Fortuna.

Ya estamos preparados emocionalmente para lo peor, hemos utilizado nuestra cláusula de reserva, hemos hecho lo mejor que hemos podido y hemos fracasado. ¿Debemos dejarlo y entristecernos? Si somos mentalmente fuertes…

 

 

Eleva el punto de vista.

 

 

kahnemanLos estoicos recomendaban cambiar de perspectiva, “salir de la caja”. El mundo es inmenso, la vida el larga, el tiempo es infinito… El resto, incluso nosotros mismos, son pequeñeces. Hemos de aprender a dar un “paso atrás” y ver la imagen completa. Imaginarnos a nosotros mismos vistos desde arriba, lo pequeños que somos comparados con la ciudad donde vivimos, y lo pequeña que es la ciudad, el país, el planeta, la galaxia.

Nuestros problemas son muy muy pequeños y probablemente son minúsculos incluso en la esfera de la duración de nuestra propia vida. Hemos sufrido reveses que ahora nos parecen ridículos porque los reveses no dependen de nosotros pero la interpretación de los mismos sí.

El psicólogo premio Nobel Daniel Kahneman habla de este error como “error de focalización”. Nada en la vida es tan importante como crees mientras estás pensando sobre ello. Si aprendes a “mirar desde arriba” evitas la focalización excesiva, abres la perspectiva y te mantienes mentalmente fuerte ante la presión.Converted_file_74d0f83c

No resulta extraño que gente que ha pasado por campos de concentración como Viktor Frankl, hallan desarrollado una visión de los problemas corrientes totalmente descontextualizada y lo que para nosotros fuese tal vez gravísimo, para ellos no representase más que un pequeño revés.

 

Pregúntate ¿Qué haría Batman?

 

Evidentemente, los estoicos no hablaron jamás sobre Batman pero tenían un ritual importante: “la contemplación del Sabio”. El Sabio es para el Estoicismo lo que un Buda es para el Budismo: el que ha aprendido el arte y ha llegado al nivel final del video-juego.

Sencillamente, cuando te sientes desfallecer, necesitas un modelo a seguir, alguien, real o imaginario, que te inspire y te dé fuerza. Séneca hablaba de buscar a alguien cuya forma de vida, sus valores, sus palabras… te inspirase. Alguien a quien admiras profundamente. Pregúntate a ti mismo qué cualidades admiras más en los demás, que tipo de persona te gustaría llegar a ser, que es lo que realmente “valoras”, en que se basan tus valores. Emula lo que admiras.

Todo esto no es una triquiñuela motivacional de hace 2000 años, la investigación reciente: pensar en modelos adecuados ayuda a tomar mejores decisiones. Brian Wansink que enseña psicología de la alimentación en la Universidad de Cornell, plantea a los niños precisamente eso: ¿Qué comería Batman para merendar? ¿Una manzana o un bollo de chocolate?

Tus héroes son fuertes y te pueden hacer fuerte si piensas en ellos en los momentos de dureza.

Resumiendo:

 

  • Pregúntate qué es lo peor que puede ocurrir. Así no te sorprenderá y estarás preparado.
  • Usa una “cláusula de reserva”. La fortuna puede torcer tus acciones pero ello te ayudará a perseverar. Si no, recuerda: está fuera de tu control.
  • Toma la “vista desde arriba”. Pon las cosas en perspectiva. Ocurra lo que ocurra, probablemente no es lo pero que te puede ocurrir.
  • Pregúntate qué haría Batman. O Superman, o… Nuestros héroes guían nuestra conducta y nos dan fuerza.

Algunos pensarán que todo esto es muy deprimente, pensar en lo peor que puede ocurrir… Pero realmente te puede ayudar a hacerte feliz. Como muestra, la llamada “adaptación hedónica”. La investigación sobre la felicidad muestra que ir satisfaciendo los deseos de forma ilimitada, nos produce adaptación y cada vez menos satisfacción y nos lleva a una espiral de búsqueda sin fin de placeres más fuertes e inalcanzables. Tal vez tenían razón los estoicos y hay que probar la estrategia opuesta…

18-cosas-mentes-fuertes

 

 

 

 

 

3 comentarios en “Cuatro rituales estoicos para fortalecer tu mente.

  1. Pedro

    Genial! Bienvenidos todos los recursos.
    A veces, cuando tengo un pequeño revés, pienso ” No me va a perturbar este inconveniente o este pensamiento, es el precio que tengo que pagar por: ( a continuación digo la actividad que esté desarrollando)
    De esta forma, consigo que la fortaleza interior aumente.
    Saludos cordiales y Felices Fiestas!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s