Epicteto según James Bond Stockdale.

carlos-castaneda-un-guerrero-espiritual-de-nuestro-tiempo-10En la entrada sobre el otro James Bond ya introducimos la figura de James Bond Stockdale. Cuando se presento a vicepresidente de los Estados Unidos en 1992, en una entrevista le preguntaron qué era, contestó: un filósofo. Le dedicamos otra entrada para profundizar un poco sobre su visión de la filosofía estoica. Su filosofía se basa, según el mismo, en las enseñanzas de Epicteto, de hecho prácticamente lo cita textualmente cuando tiene ocasión. En esta entrada presentaremos los ideas de Epicteto tal como las interpreta Stockdale. Hay que hacer una observación importante, por su profesión y trayectoria vital, la visión de Stockdale es militarista y probablemente a muchos os parecerá que lo es “con exceso”. De hecho, la mayoría de información de esta entrada procede del pequeño libro citado en la anterior entrada y de dos conferencias que dio en el Centro para el  Estudio de la Ética Profesional Militar de Estados Unidos, o sea, dirigida a cadetes militares en proceso de formación.

Triada guerrera estoica.

Tal vez es la idea central de Stockdale y de hecho el título de una de una de sus conferencias: el estoicismo aplicado nos aporta tres grandes valores: la Calma, la Superación del miedo y la Libertad interior. A continuación vemos como Stockdales llega a esa conclusión.

Contacto con la filosofía.

Estudiando Relaciones Internacionales en la Universidad de Stanford, tuvo contacto con la filosofía y sobre todo Epicteto siendo su tema de interés central: ¿Cómo pueden los hombres mantener la dignidad frente a la adversidad? Nos recuerda que Von Clausevitz define guerra como: “acto de violencia para compeler la voluntad del enemigo”, no para destruir sus recursos, sus armas, sus tropas… sino para conquistar su “voluntad”. Rota la voluntad, se acaba la guerra. Entonces el arma suprema no es más que la moral y la convicción, son más importantes los juegos mentales que la fuerza bruta.

Y los maestros en el control de los juegos mentales son precisamente los estoicos. Diógenes de Sínope: “El hombre ha de tomar el mando sobre si mismo”. Y los juegos mentales son muy importantes, hay que juzgarlos seria y honestamente ya que nuestra visión vital depende de ellos, nuestra vida interior depende de ellos.

Epicteto.

Epicteto presenta la cúlminación del estoicismo tardío y es el introductor de la trilogía de control: como debe un hombre pensar (juzgar los acontecimientos), como debe reaccionar emocionalmente (controlando el deseo y la aversión) y como debe actual en consecuencia para llegar a ser un hombre excelente.

Dentro de las muchas ideas que podemos encontrar en su obra (aunque él nunca escribió, su “obra” son fragmentos recogidos por Arriano en forma de Disertaciones en forma de apuntes de lecciones) una destacaba Stockdale: la metáfora atlética. “Las dificultades son lo que muestra el carácter de un hombre. Cuando te encuentres con una, piensa que eres como un joven atleta al que el entrenador (Dios) envía un ejercicio”. Al final la vida se resume en la búsqueda de la Excelencia del auto-respeto y de la dignidad personal con uno mismo.

Enquiridion.

Enquiridion significa bajo mano y es traducido normalmente como Manual. Es un resumen, para el hombre ocupado, de las Disertaciones que recogió Arriano de Epicteto, con la idea de que debian estar eso: bajo mano, siempre disponibles como parte de nuestro sistema operativo mental.

Los estoicos romanos no eran hombres de contemplación, eran hombres de acción y un estoico posterior como Marco Aurelio, que era emperador, utilizaba y siempre tenia a mano (mental) su manual de principios e ideas estoicas que se iban reflejando en sus Meditaciones.  Aquí hay que hacer una observación, la obra de Epicteto que el manejaba y conocía con casi toda probabilidad no coincidía exactamente con el Manual que nos ha llegado a nosotros. La fuente eran los apuntes de su maestro Rústico que eran más amplios que los que nos han llegado hasta nosotros.

Igualmente, Stockdale leyó y releyó las Disertaciones y el Manual a fin de aprenderlos de memoría o, lo que es más importante, que se constituyesen como parte de sus juegos mentales: la horquilla estoica, la importancia del discurso interior, la aceptación de la realidad… Le acompañaron en combate y le enseñaron que el factor primordial es mantener el control sobre su voluntad moral.

Principios estoicos.

Los estoicos, y ya lo hemos visto en otra entrada, tenían una serie de principios o dogmas de acción que impregnaban toda su forma de ver la realidad:

  • Es necesario vivir de acuerdo a la Naturaleza, en armonía con el Logos.
  • Lo que nos diferencia de los animales es la chispa de la Razón universal que nos ayuda a sobrevivir.
  • Mi propósito moral debe ser mantener el control sobre mi y sobre mi discurso interior.
  • Soy totalmente libre y autónomo, ni siquiera Dios interviene en mis decisiones soberanas. Por tanto soy totalmente responsable.
  • La vida cómoda va en contra la Naturaleza y nos lleva a la debilidad.

El Cristianismo tomo gran parte de los principios estoicos y los incorporó a su doctrina: la idea de Dios como un Padre, la de la hermandad de todos los seres humanos, la del Espíritu Santo

Estocismo, derecho y política.

Los romanos no eran gente contemplativa, eran gente de acción y con una visión pragmática de la vida y en algún momento de su historia el estoicismo les sirvió de base f55c44c820780879a2b4ceb5a11afcd0para su desarrollo social. Los estoicos aportaron al derecho avances que tardaron siglos en consolidarse. Fueron los primeros que hablaron de los Derechos del hombre, como tal, por el mero hecho de ser humanos. O del principio del derecho de que en caso de duda, la decisión debe ir a favor del reo. O del principio de la presunción de inocencia. O el de la igualdad intrínseca de los seres humanos.

La influencia del estoicismo fué inmensa en los llamados cinco buenos emperadores, que fueron los artífices de la llamada “edad de oro” del imperio. Según el historiador Edward Gibbon: “Quizás es el único momento de la historia en que la felicidad de la gente era el principal objetivo del Gobierno”. Aquí la influencia del estoicismo que, a pesar de no considerar como objetivo principal la mejora social si que consideraban prioritario ser virtuosos y buscar el bien común sobre los intereses egoistas. Ya habíamos dedicado una entrada al papel del estoicismo en la política.

Marco Aurelio es el máximo exponente del emperador-filósofo y el último de los cinco emperadores estoicos. Escuchemosle:

“Pasa este pequeño espacio de tiempo -tu vida- cómodamente, de acuerdo con la Naturaleza, y al final de este viaje con satisfacción, como la aceituna madura que cae, agradece a la tierra que le ha dado vida y al árbol que le ha hecho madurar.”

Matthew Arnold dijo de él: “Quizás el personaje más bello de la historia”. Stockdale recoge los valores y la actitud de los cinco emperadores (Galba, Trajano, Adriano, Antonino y Marco Aurelio) y los presenta como ejemplos para los mandos militares repasando hechos de sus biografías que secundan esa visión.

Misión en la prisión.

el_guerrero_interior

Cuando en 1965 Stockdale fué derribado y caía en paracaidas hacia una aldea vietnamita se decía a si mismo: “Al menos me esperan cinco años aquí. Estoy dejando el mundo de la tecnología y entrando en el mundo de Epicteto”. No tenía físicamente los Discursos y el Manual, pero sí los tenía “bajo mano” ya que los había aprendido de memoria.

A partir de ese momento, tener claro lo que dependía de él y lo que no -la horquilla estoica– constituía un elemento clave de su actitud mental, la forma de crear un ser interior fuerte que es donde realmente vives. Siguiendo a Solzhenitsyn, la prisión se convirtió en parte de su vida y al final se muestra agradecido por todo lo que le ha aportado, sobretodo a aprender a buscar la fuerza interior.

Curiosamente, al tomar tierra se rompió una pierna. Ello le sirvió de admonición a lo que dice el Manual 9: “La cojera es un impedimento para la pierna, pero no lo es para la voluntad. Puede ser un impedimento para algunas cosas, pero para Ti realmente no”.

Era un prisionero de guerra, además el de mayor graduación, era el papel que el destino le había asignado vivir y, siguiendo el capítulo 17 del Manual, su misión consistía en representar ese paper con el mayor virtuosismo posible. Pasó de estar al cargo de unas mil personas, casi cien aviones, a ser un “criminal” a enfrentarse a la propia fragilidad que en unos minutos de tortura le hacian incapaz de controlar sus propios intestinos. Aprendió que tanto el primer papel como el segundo, eran cosas que no dependen de nosotros y ante las cuales, siguiendo las enseñanzas de Epicteto, nos hemos de mostrar indiferentes. Lo único que tiene valor es no perder la dignidad ante ti mismo, tu auto-respeto.

Stockdale reconoce la dificultad de este planteamiento, no puedes ir por ahí rechazando la salud, la riqueza, la reputación…, al contrario, tienes que representar tu papel, jugar el juego de la vida con las cartas que te han correspondido, y jugarlo de la mejor manera posible. Cuando el juego acaba, lo importante no es el resultado, es haberlo jugado con la mayor habilidad posible. A los oídos modernos y descrito analíticamente, el estoicismo suena terrible. Se suele malinterpretar pero hay que tener siempre en cuenta que para ellos lo importante era la vida interior. Pero interiorizar sus principios y reglas y aplicarlos en los momentos adecuados es comportarse como un estoico. Lo bueno y lo malo son exclusivamente lo que depende de nosotros. La buena voluntad nos convierte en buenas personas, las malas en lo contrario.

Epicteto tenía razón.

Después de una dura operación de pierna, que le bloqueó la rodilla, de meses de andar con muletas… al final estaba listo para jugar su papel de prisionero de guerra y mando clandestino, durante casi ocho años.

Dejando de un lado la historia en prisión, Stockdale comenta que había leído y estudiado los Discursos al menos 10 veces, ello sin contar las constantes referencias al Manual. Lo importante es lo bueno y lo malo entendiendo ello por lo queesta en nuestra voluntad y actitud. Eres una voluntad racional, no un cuerpo físico envuelto en piel y pelo, y si tu propósito moral es bello, tú seras bello también. No se trata de conocimiento libresco o de hablar mucho, lo importante es como afrontas la vida, sobretodo en cuanto se presentan dificultades. Hay que mantener en el cerebro dos archivos separados: uno, para lo que depende de nosotros, sobre lo que tenemos poder; otro, para lo que no depende de nosotros y debemos intentar mostrar indiferencia. Si quieres algo que depende de otros, positivo o negativo, que hagan o dejen de hacer; eres su esclavo. No hay que rebajarse al nivel de tu enemigo, tu eres más grande.

Le preguntaban si llegó a odiar a sus torturadores. Contestaba que no, que eran soldados cumpliendo con su obligación. Lo importante es que tus ojos no deben mostrar nunca ni miedo ni culpa, por que ello significa que controlas tus emociones, y controlar tus emociones eleva la sensación de poder sobre tí mismo. No puedes ser víctima de otro, sólo puedes ser víctima de ti mismo, la clave está en como disciplinas tu mente.

El estoico sigue la Naturaleza, la Providencia, la Ley natural con responsabilidad, autonomía y autogobierno. Nada que viene de la Naturaleza puede ser malo: la muerte, la enfermedad… son pequeños hitos en la armonía global del Universo. Somos pequeñas partes de un todo y no tiene ningún sentido quejarse desde “dentro de la caja”. Nadie te puede causar daño si tu permiso, nadie puede dañar tu ser interior, tu auto-respeto. Lo que nos destruye no es la muerte, es el miedo a la muerte.

“El hombre invencible es aquel que no puede ser alterado por nada que ocurra fuera de su zona de control, su voluntad y su intención moral.”

Al final, todo fue un revés temporal que le enseñó lo que realmente es importante: que somos extremadamente frágiles y que no hay mayor daño que el que dejes que destruyan tu confianza, que dejes que te quiten tu autorespeto.

frase-la-tortura-es-tortura-y-la-humillacion-es-humillacion-solamente-si-uno-elige-sufrir-chuck-palahniuk-124739

Como recordatorio, Stockdale nos dice:

  • Controlar tus emociones de da poder.
  • Tu ser interior se construye sobre tus juicios, emociones y acciones.
  • Rechaza el miedo y adquiriras el carácter que imposibilitará que otro te haga obrar mal.

Y cual es el fruto de todas estas doctrinas: Tranquilidad, Superar el miedo y la Libertad.

 

 

 

 

 

 

4 comentarios en “Epicteto según James Bond Stockdale.

  1. ramón

    Se me había pasado esta entrada; pero he podido leer en el momento oportuno y preciso,me quedo con la máxima:

    “El hombre invencible es aquel que no puede ser alterado por nada que ocurra fuera de su zona de control, su voluntad y su intención moral.”

    Le gusta a 1 persona

    1. estoicismo40

      Empiezas a “entender” el Estoicismo. Marco Aurelio hablaba de la “Ciudadela interior”, aquella parte dentro de nosotros a la cual no llegan las tormentas, en donde nadie ni nada puede hacernos daño. No es fácil, en un aprendizaje contínuo. Si lo entiendes, ya has dado un paso de gigante, pero no basta, hay que seguir practicando la Areté.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s